Sólo
15,99€
al mes

Blog

Trasladamos el yoga a las palabras, para ti

Hatha Yoga

La palabra hatha está compuesta de dos sílabas ha y tha. Ha quiere decir sol y tha, luna. Por su lado, yoga significa unión. Así pues, hatha yoga significa la armonía entre los dos aspectos, el solar y el lunar de nuestro ser. La fosa nasal derecha está conectada con el lado solar y la izquierda, con el lunar. La luna gobierna el aspecto mental y el sol controla los aspectos físicos y vitales. Éste es un concepto fundamental en el yoga.
Si predomina el flujo lunar, uno tiende a pensar demasiado, y si domina el solar, la tendencia es hacia la extraversión y la actividad física. Para una armonía perfecta entre cuerpo, mente y emociones, el flujo solar debería predominar durante unas doce horas aproximadamente y el lunar las otras doce. Esto daría lugar a una personalidad equilibrada,ni excesivamente extrovertida ni demasiado introvertida.

Las prácticas básicas del Hatha Yoga son las asanas (posturas físicas), así pues, la meta fundamental de hatha yoga es la salud. Pero ¿qué es la salud? Hay quien piensa que tiene que ver con músculos grandes y bien formados, lo que no es necesariamente verdad. De hecho, muchos fanáticos del fitness padecen problemas físicos crónicos y son muy vulnerables a infecciones y enfermedades, además de tener la misma propensión a trastornos mentales que alguien que no lo practique.
En general, la salud puede definirse como una combinación de los siguientes factores: resistencia a infecciones, ausencia de enfermedad, fortaleza física y mental, flexibilidad del cuerpo y de la mente, paz interior, coordinación perfecta de los órganos, músculos y nervios y su óptimo control por el cerebro y los centros nerviosos; todo con el buen funcionamiento del cuerpo pránico. Éste es el trabajo que propone hatha yoga.
El hatha asegura un flujo adecuado de prana por los canales psíquicos, algo imprescindible para la buena salud.

Al contrario que otras disciplinas físicas, que tienen como meta exhibir el cuerpo o prepararlo para competir, el hatha yoga no nos lleva hacia una obsesión por el cuerpo, sino todo lo contrario: lo armoniza para que podamos olvidarlo, e ir así a la búsqueda de metas mentales y espirituales.

Artículo añadido al carrito.
0 artículos - 0,00